24 ago. 2009

Vida

Encontóo, tóo jue náa,
encontóo de qu`un día lo jue tóo.
Depués de náa, u depués de tóo
supi que tóo no era mas que náa.

Grijo "¡Tóo!", y l`ecu diz "¡Náa!".
Grijo "¡Náa!", y l`ecu diz "¡Tóo!".
Agora sé que la náa éralo Tóo,
y tóo era cernáa de la Náa.

No queda náa de lo que jue náa
(era pantesía de lo que criía Tóo
y que, a la final, era la náa)

Qué mas da que la náa juera náa
si mas náa sedrá, encontóo
depués de tantu tóo pa náa.

José Hierro
Cuadernu de Nuéa York

No hay comentarios: